Artículos
Puedes compartir esta nota: | Más imprimirImprimir
logo impresion
02/02/2010 - Agencia Voces / El Tiempo.com

La ropa de desaparecidos en una exposición fotográfica

Fotos de prendas de 26 personas desaparecidas de Bojayá (Chocó), Caquetá, y una decena de municipios de Antioquia están puestas como lápidas en el Museo de Arte de la Universidad Nacional, en Bogotá.

Todas se ven sumergidas en un agua transparente. Hay muchos “jeans” y camisas coloridas. Hay una cachucha de los Yankees de Nueva York, una cartera roja de mujer. Muchas prendas están raídas o rotas por el uso y todas estuvieron dobladas en algún armario o una caja, esperando a su dueño -casi siempre un hombre-, que nunca llegó.

La fotógrafa Erika Diettes se las pidió prestadas a las madres, hermanas y esposas que lavaban, planchaban y guardaban esas prendas cuando sus hijos, esposos y hermanos estaban en sus casas.

Entonces les tomó fotos. Unos, probablemente, eran guerrilleros, otros, paramilitares y alguno, incluso, es un hombre de la fuerza pública que murió mientras estaba secuestrado.

Ahora las imágenes de esas prendas están suspendidas en fotos verticales, encajonadas entre vidrios que parecen lápidas de 1,70 por un metro. Flotan en el agua de un azul pizarra traslúcido, como parecen que flotaran los cuerpos de sus dueños en la memoria de sus familias, que no los olvidan desde que un día no llegaron más; ni vivos, ni muertos.

La exposición, curada por Carlos Alberto González, se llama “Río abajo” y se podrá ver desde el jueves próximo a las 6:30 p.m.

Ya ha estado en Buenos Aires, Nueva York y Houston (E.U.). También estuvo en las poblaciones del oriente antioqueño hasta donde Diettes había ido para que los familiares les prestaran la ropa. Las fotos no tienen una ficha que digan a quién perteneció la prenda.

"Busqué el anonimato por dos razones -dice Diettes-. La primera es hay familias que siguen amenazadas y hay que guardar su identidad. Por otro lado, si digo que es la ropa de un guerrillero o un paramilitar, eso puede dar pie para que la gente justifique lo que le pasó: “ah, claro, era un guerrillero”... O “ah, era paramilitar”".

Las fotos están dispuestas en el piso de la sala de tal manera que hay que caminar entre ellas para verlas. Pero hay algo que puede parecer extraño: es que son bonitas.

Las camisas brillan entre los visos del agua. Podría pensarse que es algo demasiado cuidado para tratarse de un tema tan fuerte. Diettes tiene su respuesta: "Quería algo bello. Ponerlas en el río -que en Colombia se lleva los cadáveres- era como meter “el dedo en la llaga” .

Era contar la violencia con violencia". Para la fotógrafa, la belleza también es una manera de reconocerles la dignidad a la personas. Y, según cuenta, también tiene que ver con el dolor de las dolientes(los hombres, generalmente, son las víctimas de la desaparición).

"Creo que estas fotos hechas con belleza muestran mejor el dolor que sienten ellas, que no es desgarrado, sino profundo, interiorizado, un dolor que no es turbio".


DÓNDE Y CUÁNDO
Museo de Arte de la Universidad Nacional, de Bogotá. desde el jueves 4 de febrero a las 6:30 p.m.
Colabora
Buscar
¿Conoce alguna persona secuestrada o desaparecida? Búsquela en nuestro listado de protagonistas.
¿La persona que busca no esta registrada? Por favor repórtela en nuestro sitio.
Reportar
Si usted conoce a alguien que esta secuestrado o desaparecido puede enviarnos los datos haciendo click aqui.
Protagonistas
Con fotografía
Otages du Monde