Artículos
Puedes compartir esta nota: | Más imprimirImprimir
logo impresion
11/08/2014 - KIEN Y KE Por: Édgar Artunduaga

Herbin Hoyos, periodista y activista

Hablo de un amigo, al que conozco hace muchos años. Debí contribuir con mis joyas para entregar las arras en su matrimonio con una bella mujer musulmana; y he soportado con pánico la presencia de las serpientes que eran sus mascotas en su apartamento. Conozco de su formidable arrojo como periodista y  la consagración a la defensa de los derechos humanos.

Hablo de un amigo, al que conozco hace muchos años. Debí contribuir con mis joyas para entregar las arras en su matrimonio con una bella mujer musulmana; y he soportado con pánico la presencia de las serpientes que eran sus mascotas en su apartamento. Conozco de su formidable arrojo como periodista y  la consagración a la defensa de los derechos humanos.

Ahora me soprende –y no- su condición de vehemente activista en la discusión nacional sobre las víctimas de la violencia.

Sobre su hombro lloraron miles de mujeres y hombres a lo largo de varias décadas, cuando lo buscaban para tramitar alguna información sobre sus familiares secuestrados. Su programa de radio, premiado internacionalmente, se convirtió en el puente semanal que tenían, en medio de la tragedia.

Herbin tiene claro su papel: “Yo considero que en un país como Colombia, con un conflicto como el que hemos tenido, los periodistasestamos obligados moralmente con la realidad, con la historia y con las víctimas. No nos podemos limitar a informar, mientras la realidad nos desborda.

“Tenemos que hacer del periodismo una causa, y ese compromiso es por la verdad, ser voceros de los que no tienen voz. Ojalá muchos periodistas asumieran una causa con este país que los necesita”.

“En la violación de los Derechos Humanos no podemos ser neutrales. Si en el secuestro o en la desaparición somos neutrales, sería darles el 50 por ciento de razón al victimario y no la tienen. Tenemos que ser radicales en el sentido de estar del lado de las víctimas, y esa es la posición que yo he asumido”.

Sin embargo, Herbin –de Pitalito, Huila- niega ser activista y dice ser sólo un periodista convencido de que su trabajo tiene que generar frutos, que se respeten los derechos de las víctimas.

Hoyos piensa que las víctimas han sido mal tratadas en los diálogos oficiales que se celebraron en Cali. Los mandaron literalmente al patio de atrás. Estaban pidiendo ser escuchados y los iban a expulsar.

Y tiene esa denuncia: Estos foros han sido coordinados por el centro de pensamiento de la Universidad Nacional, ideológicamente afín con la guerrilla de las FARC, con la izquierda colombiana, el Partido Comunista, la Marcha Patriótica.

“Han llenado esos foros de activistas políticos de esos partidos, muchos de ellos son víctimas efectivamente, pero han querido desde el principio diseñar unos foros que muestren al Estado colombiano como un Estado criminal, y lo hacen premeditadamente para mostrar que el Estado es el que ha matado, y ocultar las víctimas a las FARC.

En el foro de Villavicencio había 250 personas invitadas y solo 9 víctimas de las FARC. En el de Barrancabermeja 450 personas invitadas, solo 16 víctimas de las FARC; en Barranquilla 750 personas invitadas, y solo 50 víctimas de las FARC. En Cali había 1.500 participantes y sólo nos aceptaron 263.

Es un manejo táctico disuasivo –afirma- para taparle la realidad a las FARC, esconderle todos los crímenes y buscar tipificar al Estado como un Estado criminal.

Herbin ha cubierto, como reportero de Caracol, casi todas las guerras, incluyendo las más graves en el mundo.

“Yo quería irme para Gaza pero salió esto, ¿y qué hace usted cuando las víctimas, las familias, las madres de los policías, de secuestrados, de desaparecidos, le piden, le suplican que no las deje solas?

Estoy proponiendo que haya un representante que hable por los más de 13 mil niños reclutados en Colombia. Que vayan una o dos víctimas de los secuestros masivos en representación de los Diputados del Valle, del Edificio Miraflores de Neiva, del genocidio de Urabá.

Tienen que ir representantes que reflejen la realidad criminal de las FARC en todo el país, y no como quiere el centro de pensamiento de la Nacional, que quiere llevar a unas víctimas “acomodadas”,predispuestas a aplaudir. Si no es así, continuaremos viviendo una farsa.

Le hago, entonces, la pregunta obligada: -Quiere ir a La Habana, como representante de un sector de las víctimas?

“No quiero ser víctima ahora de la inteligencia cubana. Tengo más poder, más convocatoria y más fuerza desde Colombia apoyando a los que estén allá.

Así que estamos escogiendo personas que tengan capacidad dialéctica para que no se dejen engañar. Esas discusiones deben ser de cara al país”.

 

 

 

 

Colabora
Buscar
¿Conoce alguna persona secuestrada o desaparecida? Búsquela en nuestro listado de protagonistas.
¿La persona que busca no esta registrada? Por favor repórtela en nuestro sitio.
Reportar
Si usted conoce a alguien que esta secuestrado o desaparecido puede enviarnos los datos haciendo click aqui.
Protagonistas
Con fotografía
Otages du Monde