26/03/2011 - De: curso 068
espiritu de amor
La dificultad produce paciencia; la paciencia, calidad; la calidad, esperanza; y esa esperanza no defrauda, porque el amor que Dios nos tiene inunda nuestros corazones por el EspÁ­ritu Santo que se nos ha dado. Rm 5, 3-5